Preparación de la traducción

La preparación de la traducción consiste en su verificación desde el punto de vista del idioma, (gramática, ortografía, puntuación) y en la corrección de los errores de estilo eventuales.

En el caso de textos a publicar es necesario que el texto sea verificado por un native speaker es decir, por una persona que conoce el idioma por ser su lengua materna. A continuación, una vez efectuada la autoedición, se efectúan lo que se llama los “cepillos” o retoques: se suprimen los errores de golpe, las divisiones incorrectas de la palabra a final de línea y así se verifica de manera definitiva el carácter correcto de la traducción.

Autoedición del texto

En el marco de la autoedición del texto (ing. Desktop Publishing – abreviado como DTP), preparamos materiales para su reproducción múltiple: catálogos, folletos, carpetas, desplegables, etc. Efectuamos la autoedición respetando la presentación gráfica del texto que el cliente puede utilizar en forma electrónica (por ejemplo como un fichero PDF) o en papel, una vez impreso por nuestros propios medios o en una imprenta. Reproducimos no tan sólo el aspecto de las hojas fuente tales como los caracteres y su tamaño, los espacios entre las líneas, la distribución del texto, sino también los elementos gráficos, independientemente del idioma al que traducimos el texto.

Unos profesionales (grafistas, diseñadores de páginas web), al efectuar la autoedición, aprovechan sus habilidades como también programas gráficos especiales, entre ellos Adobe Photoshop, Adobe Illustrator, Adobe InDesign, ABBY PDF Transformer +.

El diseñador gráfico hace su trabajo de una manera, con otra duración, si el cliente, después de la composición del texto, quiere recibirlo en el formato popular para la edición universal – ms word, y de otra, si le proporcionáramos al cliente el texto enviado en otros programas gráficos. Por lo tanto, indíquenos al realizar el pedido en qué formato desea recibir el texto después de la composición gráfica del texto. Después de terminar el trabajo y entregarle el documento terminado, cualquier modificación o la necesidad de que cambiemos el formato del documento, por ejemplo, de InDesign a ms word, generará cargos adicionales, ya que requieren una nueva composición, por lo que el diseñador gráfico deberá trabajar nuevamente. También es importante proporcionar, al realizar el pedido, la composición gráfica del texto, para especificar si, por ejemplo, el documento enviado en PDF se utilizará en alcance electrónico o si se utilizará para imprimir (en la edición para difusión pública del texto procesado por nosotros).

Después de la autoedición se realizan los arriba mencionados retoques es decir, la última verificación del texto la cual precede su impresión definitiva.

Las tarifas de la autoedición de una hoja de texto se fijan individualmente.

 
 
 

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress