El servicio de “localización” consiste en adaptar material traducido previamente para adecuarlo a las necesidades de un determinado país o región. Este es un término muy de moda utilizado recientemente en la industria de la traducción, pero a menudo en muchos sentidos. Usamos el significado de “localización” como arriba. Lo ofrecemos desde el comienzo de la operación de la oficina y se agrega directamente en el proceso de traducción (o revisión), porque cada traducción de texto o documento está adaptada para su uso en un país (cultura) dado, si el idioma de objetivo se usa en muchos países y recibimos del cliente la información en qué país se utilizará el trabajo. El problema es que el mismo texto o documento, en el mismo idioma, puede ser utilizado por el cliente en otro país que use el mismo idioma. Un ejemplo podría ser alemán, hablado en Alemania, Austria y Suiza, o inglés, hablado en Gran Bretaña, Estados Unidos, Canadá, Australia y muchos otros. Es similar con muchos idiomas más, como el francés, el ruso y el árabe (este último se usa en 26 países). El mismo texto, por ejemplo, escrito en alemán, puede no entenderse tan bien en Alemania y al mismo tiempo en Austria. El texto escrito para el cliente en inglés, pero americano, no será leído y entendido de manera similar por un residente de Gran Bretaña y Australia.

Cada idioma tiene su propia versión estándar y, con mayor frecuencia, es la lengua del país de origen, como el alemán (Alemania), el inglés (Reino Unido) o el francés (Francia). En un país determinado, la redacción de palabras, instituciones o elementos de uso frecuente puede cambiar, aunque utilice el idioma del país en el que se aplica la versión estándar

Por lo tanto, le pedimos a cada cliente que ordena traducción en idioma extranjero en nuestra oficina que indique en qué país se utilizará el trabajo. Si no recibimos dicha información del cliente, o él no sabe en qué país se usará el texto, traduciremos la versión estándar para el idioma dado. Si, entonces, el cliente usa este trabajo en un país en el que se usa el mismo idioma de traducción, pero no es un país de idioma estándar y el texto no se lee correctamente, se entiende que NO SEREMOS RESPONSABLES POR ESTO. LAS QUEJAS RELACIONADAS CON ERRORES DE LOCALIZACIÓN NO SERÁN RECONOCIDAS. Si el cliente quiere adoptar una traducción dada en muchos países que usan el mismo idioma, debemos saberlo para hacer varias traducciones, o una, pero adaptada a las aplicaciones geográficas y al destinatario en un país específicamente.

Muy a menudo, este problema se aplica a textos de marketing / publicidad, o en los que, por ejemplo, la denominación de la institución o expresiones que cambian su significado en un país determinado son cruciales para el entendimiento o comprensión del texto de la traducción. Los textos técnicos son menos importantes aquí, por ejemplo, instrucciones de funcionamiento, manuales de usuario, aunque pueden surgir problemas (por ejemplo, con respecto al nivel de voltaje en la red, conexiones utilizadas, enchufes, conectores, medidas de pernos, tornillos, etc. y tal).

 
 
 

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress